EDITORIAL GALLBO

Cómo funciona un Seguro de Gastos Médicos Mayores

imagen de perfil

Marcela Audelo

20/11/2020

 

Una vez más enfatizamos sobre la importancia de adquirir una protección ante eventos fortuitos que supongan un riesgo físico y financiero, pero lo más importante sobre este tema, es el tiempo en el que se debe contratar. En el caso del Seguro de Gastos Médicos mayores, muchas personas buscan este tipo de seguro cuando ya les han diagnosticado una enfermedad o están a punto de someterse a una cirugía; sin embargo, como lo hemos expuesto en artículos anteriores, para que este pueda ser efectivo, se debe contratar como una herramienta de prevención, pues solo considera los padecimientos que se desarrollen durante la vigencia de la póliza, excluyendo las preexistencias.

 

Ahora bien, si estás buscando contratar un Seguro de Gastos Médicos Mayores o ya cuentas con él, pero tienes dudas de cómo usarlo, existen una serie de recomendaciones sencillas que pueden facilitarte la gestión ante un evento en el que requieras hacer válida tu póliza.

 

Una vez que la tengas, revisa cuáles son las coberturas, el deducible y el coaseguro; revisa detalladamente las exclusiones, periodos de espera, la red hospitalaria y de médicos, y finalmente cuál es la documentación que debes presentar para hacer uso del seguro:

 

  •  Ten a la mano tu credencial o tarjeta de seguro, la cual te identificará como asegurado por parte de la compañía donde contrataste.

 

  • Ubica la red de hospitales y de médicos

 

  • Informa a tus familiares. En la mayoría de los casos, los familiares desconocen el proceso que deben seguir, por lo que es importante que les compartas el número de contacto de tu agente de seguros, para que los guíe si es necesario.

 

 

Cómo hacer uso de mi Seguro de Gastos Médicos Mayores

 

En términos generales, el seguro de vida cubre el fallecimiento por causas naturales u ocasionado por un accidente o una enfermedad. Este tipo de seguro protege económicamente a quienes el titular ha designado como beneficiarios una vez que este fallezca; siempre y cuando la póliza esté vigente, la compañía de seguros tiene la obligación de emitir el pago del total de la suma asegurada.

 

  • Identifícate como asegurado

 

En caso de que ocurra alguna emergencia, notifica inmediatamente a tu agente de seguros el ingreso al hospital, procura acudir a un hospital de la red hospitalaria. Al llegar, deberás identificarte como asegurado, presentando la tarjeta o credencial que se te proporcionó cuando contrataste el seguro. No olvides llevarla contigo, pues en ella se encuentra toda la información pertinente, como tu nombre completo, nombre de la compañía y número de póliza.

 

  • Atención médica

 

Cuando recibas la atención médica, debes estar informado sobre el tratamiento y si no estás conforme con él, tienes la opción de solicitar a la compañía de seguros una segunda opinión médica para elegir el tratamiento que mejor te convenga. Si tienes dudas sobre las coberturas de tu póliza, contacta a tu agente o directamente a la compañía de seguros; o bien, revisa las condiciones en el sitio web o en la aplicación móvil de la aseguradora.

 

  • Gastos hospitalarios y Honorarios

 

Si ingresas a un hospital de convenio con la aseguradora, los gastos hospitalarios los paga directamente la aseguradora, siempre y cuando el asegurado permanezca más de 24 horas y haya recibido un diagnóstico definitivo en ese lapso.

 

Por el contrario, si has acudido a un hospital que no forma parte de la red hospitalaria, deberás correr con los gastos y posteriormente, solicitar el reembolso a la compañía de seguros. Debes saber que, de principio, te solicitarán un depósito como garantía, pues algunos gastos no son cubiertos por la póliza.

 

En el caso del pago por concepto de reembolso, deberás solicitar el informe médico por escrito, y el especialista deberá llenar un formulario expedido por la aseguradora en el que se detalla el diagnóstico y los estudios que se realizaron. Asimismo, deberás solicitar el informe final en el que se anexe el alta y el análisis del caso.

 

Una vez integrado todo el expediente, la aseguradora lo revisará y procederá a hacer la transferencia con el desglose de los gastos cubiertos, o bien, si lo considera necesario, solicitará más información.

 

También podrías recibir una notificación de rechazo o la reducción significativa de tu reembolso. Si tuvieras dudas al respecto, solicita una Segunda Opinión, un novedoso servicio que te ofrece Gallbo Global Insurance Claimers, con el que recibirás asesoría integral de parte de expertos en el tema de reclamación de seguros.

 

 

 

 

¡No olvides compartir!

También te pueden interesar...