EDITORIAL GALLBO

Daños por sequía; Seguro Agropecuario

imagen de perfil

Editor Gallbo

10/08/2021

México es uno de los países productores de alimentos más importante a nivel mundial, pero también es de los más vulnerables cuando de desastres naturales se refiere, desde terremotos, huracanes, inundaciones y sequías, que esta última es una situación apremiante que vive actualmente nuestro país y que ha afectado la producción agropecuaria de forma significante, convirtiéndola en una de las actividades económicas de más alto riesgo por su variabilidad.

 

Para reducir los riesgos asociados a la actividad agropecuaria, es indispensable protegerla con un esquema de aseguramiento, ya que esto permite que se den las condiciones de sostenibilidad en la producción de alimentos y brindar la protección necesaria para mitigar los daños causados por el elevado riesgo climático que embiste a México, año con año.

 

Aunque conocen el desafío al que se enfrentan en el resultado de sus operaciones, cabe destacar que no todos los productores implementan acciones de prevención, es decir, que son pocos los que transfieren el riesgo a terceros, a través del seguro agropecuario.

 

¿Qué es el Seguro Agropecuario?

 

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros lo define como:

 

“El instrumento más idóneo para la resiliencia y el desarrollo del campo mexicano. Diseñado para dar continuidad a los procesos productivos derivados de factores no controlables por el agricultor, tales como el clima, plagas y enfermedades”.

 

 

Beneficios del Seguro Agropecuario, según La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)

 

  • Provee acceso a compensación por pérdidas de producción y daño a los activos productivos.
  • Ayuda a distribuir el riesgo y la carga de la recuperación entre el sector público y privado.
  • Puede incentivar la inversión reduciendo el riesgo.
  • Permite adoptar cultivos más productivos aun cuando resulten más riesgosos.
  • Mejora el acceso a servicios financieros y al mercado para hogares de bajos ingresos.

 

Dependiendo del seguro que se contrate, estos pueden cubrir siniestros parciales o totales. Las empresas aseguradoras proporcionan al cliente una propuesta adaptada a todas sus necesidades.

 

Indemnización de Seguro Agropecuario ante daños ocasionados por sequía

 

Cada compañía aseguradora tiene sus métodos para llevar a cabo el proceso de reclamación, por lo tanto, es importante que el asegurado tenga la certeza de que el siniestro esté cubierto por el seguro, pues una vez ocurrida la pérdida parcial o total del cultivo, se debe dar aviso de forma inmediata a la compañía, o en caso de contar con un asesor, ponerlo al tanto de los acontecimientos.

 

Asimismo, el asegurado debe emplear todos los medios posibles para evitar la agravación del daño, y entregar a la aseguradora, en caso de ser necesario, toda la documentación que esta le requiera.

 

Recordemos que las aseguradoras están en la mejor disposición de pagar, siempre y cuando las reclamaciones ocurran dentro de la vigencia de la póliza, y que se demuestre que las causas de la pérdida o daño fueron generadas por eventos amparados por esta; he aquí la importancia de conocer términos, condiciones, exclusiones y demás cláusulas convenidas en el contrato del seguro.

 

En caso de que la aseguradora rechace el siniestro bajo cualquier argumento, el asegurado tiene la opción de pedir una segunda opinión para tomar decisiones informadas y ejercitar sus derechos.

 

En Gallbo Global Insurance Claimers sabemos lo importante que es cuidar tu patrimonio; evita correr riesgos y conoce nuestros servicios Reclamación Estratégica y Segunda Opinión.

 

Si tienes dudas, escríbenos al correo info@gallbo.com o bien, llámanos al 800 509 1985.

 

 

 

¡No olvides compartir!

También te pueden interesar...