Editorial Gallbo   |  19 mayo, 2024

El Desafío de la Naturaleza: Perspectivas y Precauciones para la Temporada de Huracanes 2024 en México

Editorial Gallbo

Redacción: Marcela Audelo


 

La temporada de huracanes en México se acerca rápidamente, y según las predicciones del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), se espera un período activo y desafiante para el año 2024.

Con el inicio previsto para el 15 de mayo en el Pacífico y el 1 de junio en el Atlántico, esta temporada está influenciada en parte por el fenómeno de "La Niña", que generará entre 35 y 45 sistemas desarrollados en las cuencas de ambos océanos.

El pronóstico detallado revela que al menos cinco de estos sistemas impactarán directamente en territorio mexicano, lo que subraya la necesidad de una preparación meticulosa por parte de las autoridades y la población en general. Alejandra Méndez, Coordinadora General SMN, advierte sobre un aumento del 50 % en el desarrollo ciclónico en el océano Atlántico, en comparación con el promedio histórico, mientras que en el Pacífico se espera un incremento del 10 %.

El impacto en las costas mexicanas

En el Pacífico, se pronostican entre ocho y nueve tormentas tropicales, de cuatro a cinco huracanes categoría 1 y 2; y de tres a cuatro huracanes categoría 3, 4 o 5. Mientras tanto, en el Atlántico se esperan de once a doce tormentas tropicales, de cinco a seis huracanes categoría 1 o 2; y de cuatro a cinco huracanes categoría 3, 4 o 5.

Los estados costeros que enfrentan un riesgo significativo de ser afectados por los ciclones que se formen en el transcurso de la temporada son: Baja California Sur como el estado con mayor probabilidad de impacto, seguido de cerca por Sinaloa, Quintana Roo y Veracruz.

Frente a este panorama, el SMN insta a la población a mantenerse informada sobre las condiciones climáticas locales y a tomar medidas preventivas para proteger sus vidas y sus bienes. Ante esto, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros comparte una serie de recomendaciones para estar prevenidos contra los posibles riesgos:

  • Planificar con Anticipación: Tener un plan de emergencia, ubicar las rutas de evacuación y provisiones básicas.
  • Abastecerse de Suministros Esenciales: Contar con un kit de emergencia que incluya agua potable, alimentos no perecederos, medicamentos, linterna, radio y pilas.
  • Refugio Seguro: Identificar refugios seguros cerca de su área de residencia.
  • Proteger la Propiedad: Asegurar los techos y puertas. Cubrir las ventanas con tablas de madera o triplay de al menos ½ pulgada.
  • Seguro de Daños Hidrometeorológicos: La inversión en un seguro de daños con cobertura de fenómenos hidrometerológicos es una decisión inteligente y responsable, especialmente en regiones propensas a eventos climáticos adversos como los que enfrentamos en México, pues esta herramienta brinda protección ante los daños materiales causados directamente por huracanes, tormentas tropicales, inundaciones y otros eventos climáticos extremos.

Es importante destacar que, aunque algunos eventos climáticos puedan parecer poco probables en ciertas regiones, la realidad es que el cambio climático está alterando los patrones meteorológicos y haciendo que, fenómenos antes considerados raros, sean cada vez más frecuentes. Por lo tanto, nadie está exento de enfrentarse a los estragos de la naturaleza, y estar preparado es fundamental.

Asimismo, la AMIS recomienda a los asegurados la revisión de sus pólizas, específicamente en la cobertura de riesgos hidrometerológicos y protección de contenidos, así como tener a la mano la documentación necesaria para agilizar el proceso de la reclamación en caso de siniestro.

 


Recuerda: al contratar seguros hazlo con agentes actualizados y al reclamar siniestros apóyate con expertos. Si tienes dudas o deseas más información, escríbenos al correo info@gallbo.com o bien, envíanos un WhatsApp al (556) 145 5557.

También te pueden interesar...