EDITORIAL GALLBO

La indemnización; un derecho del asegurado

imagen de perfil

Marcela Audelo

30/07/2021

El seguro es una herramienta de protección que data desde hace cientos de años y surge de cubrir la necesidad de seguridad ante cualquier evento imprevisto; y como lo hemos mencionado en ocasiones anteriores, una póliza de seguro es un contrato entre dos partes: el asegurador y el asegurado.

 

Es decir, el contrato de seguro es un convenio de voluntades mediante el cual se establecen las normas, derechos y obligaciones que regularán la relación contractual de aseguramiento entre ambas partes. Se caracteriza por ser fundamentalmente consensual, bilateral, aleatorio y oneroso; en la mayoría de los casos de adhesión; y por estar basado en la buena fe. Su elemento principal es la indemnización, tal como lo establece el Artículo 1 de la Ley Sobre el Contrato de Seguro (LSCS):

Artículo 1°. - Por el contrato de seguro, la empresa aseguradora se obliga, mediante una prima, a resarcir un daño o a pagar una suma de dinero al verificarse la eventualidad prevista en el contrato.

 

¿Qué es la indemnización?

 

De acuerdo a la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), la indemnización es “la suma de dinero que la empresa aseguradora está obligada a dar al ocurrir el siniestro”; y su finalidad es la de reponer económicamente el valor de la cosa asegurada, teniendo en cuenta que el valor de la indemnización no exceda el precio que los bienes perjudicados tenían inmediatamente antes del siniestro.

 

 

¿Cómo reclamar la indemnización en caso de siniestro?

 

La CONDUSEF hace algunas recomendaciones que harán más sencillo el camino de la reclamación de la indemnización al ocurrir un siniestro:

 

  • Declaración exacta de los riesgos

La compañía aseguradora necesita conocer todos los detalles del riesgo que deseas asegurar, de esta manera determina si es aceptada o no la póliza.

 

  • Pago oportuno del costo de la prima

De no cumplir con los pagos en tiempo y forma, o de no informar de manera oportuna el deseo de renovar el seguro, el riesgo podría no ser cubierto.

 

  • Cumplir con el reporte del estado del riesgo

Este tipo de documento sirve como una constancia y argumentación al momento de que ocurra un siniestro.

 

  • Leer con atención las garantías

Antes de firmar el contrato, analiza las condiciones generales, debes leer con detenimiento y comprender cada uno de los puntos descritos en la póliza.

 

  • Dar aviso sobre el estado del siniestro

Como lo dicta el Artículo 66 de la LSCS, el asegurado tiene la obligación de informar a la aseguradora y entregar un informe completo y claro de los hechos, de forma inmediata o dentro de los primeros 5 días después de tener conocimiento de la realización del siniestro.

 

Conocer lo derechos y obligaciones de ambas partes ayudará a evitar las posibles trabas en el pago de la indemnización.

 

En Gallbo Global Insurance Claimers contamos con más de 20 años de experiencia en reclamación de seguros en todos los ramos, garantizando tranquilidad y certeza a nuestros clientes, brindándoles acompañamiento y asesoría durante la reclamación de su póliza como corresponde.

 

Evita correr riesgos y deja tus preocupaciones en manos de los expertos; conoce nuestros servicios Reclamación Estratégica y Segunda Opinión.

 

Si tienes dudas, escríbenos al correo info@gallbo.com o bien, llámanos al 800 509 1985.

 

 

 

¡No olvides compartir!

También te pueden interesar...