EDITORIAL GALLBO

Qué hacer ante un rechazo de siniestro por parte de la aseguradora

imagen de perfil

Marcela Audelo

19/10/2020

 

Cuando una persona toma la decisión de contratar una póliza de seguro, háblese de gastos médicos mayores, de vida, por daños, de vivienda, para auto, etc., lo hace con la certeza de que será protegido contra cualquier daño efectuado a su inmueble, propiedad o persona; sin embargo, se debe prestar especial atención a las exclusiones, así como a los procedimientos administrativos en caso de siniestro, pues si se incurre en alguna falta, la compañía de seguros puede minimizar la indemnización, negarse a pagar o incluso, rescindir del contrato de la póliza.

 

Toda póliza de seguro es un contrato legal en el que se indica claramente a lo que se compromete cada una de las partes, es decir, el asegurado tiene la obligación de cubrir los pagos de su póliza a tiempo, y la compañía de seguros deberá compensar al asegurado en caso de daños, lesiones o muerte; siempre y cuando, dicho evento se haya efectuado cumpliendo con las condiciones de la póliza.

 

 

¿Cuáles son las razones por las que la aseguradora rechaza un siniestros?

 

Si hablamos de hacer válido el seguro y reclamar el pago por algún siniestro, has de saber que las compañías aseguradoras tienen una forma muy peculiar de redactar sus contratos, de tal manera que, si no se presta atención a cada punto, estas pueden remitirse a lo descrito y negarse a pagar, ¿por qué? Estas son algunas de las razones:

 

  • El siniestro no cumple con los términos de la póliza
  • Se reclama la preexistencia de padecimientos o enfermedades
  • Lo ocurrido al asegurado o beneficiario no lo cubre el seguro
  • No está cubierto el pago de la prima, lo que ocasiona el vencimiento de la póliza

 

Por eso, es importante leer con detenimiento las exclusiones, para que el contratante o beneficiario tengan la seguridad de que el siniestro ocurrido está cubierto por su póliza y así, informar a la aseguradora en tiempo y forma de lo ocurrido. Asimismo, se debe tener claro cuáles son los documentos que se deben presentar, y los requisitos que se tienen que cumplir para que la aseguradora proceda a pagar conforme a lo estipulado en el contrato.

 

Cabe mencionar que toda reclamación de pago del seguro tiene un tiempo límite, el cual va desde los dos años, hasta los cinco años, dependiendo el tipo de póliza que se contrate.

 

Si no hay conformidad con la resolución del siniestro, ¿cómo se puede actuar para que la aseguradora responda?

 

Si se tiene la certeza de que la compañía aseguradora no cumplió con lo prometido y el contratante o beneficiario no cometieron ninguna falta, se puede apelar de diferentes maneras, pero en este caso, lo más recomendable es hacerlo a través de expertos en reclamaciones de seguros.

Gallbo cuenta con personal altamente capacitado en atención de siniestro, y su principal objetivo es lograr una indemnización total asegurada. 

En conclusión

Es de gran importancia estudiar el tema antes adquirir un seguro, por ello, sugerimos seguir estas recomendaciones para antes, durante y después de contratar los servicios de alguna compañía aseguradora:

  • Saber específicamente qué tipo de póliza se quiere contratar
  • Investigar y comparar entre compañías de seguros
  • Contratar la póliza con una aseguradora que tenga buena reputación y una larga trayectoria
  • Revisar cuál es la cobertura que se adecua a las necesidades y posibilidades económicas
  • Leer con detenimiento las cláusulas y condiciones generales
  • Conocer la vigencia del seguro
  • Solicitar la documentación contractual


Conoce nuestros servicios de Segunda Opinión y Reclamación de Siniestros

 

 

 

¡No olvides compartir!

También te pueden interesar...