RESPONSABILIDAD SOCIAL

"Estoy luchando para que la inclusión sea algo real". Conoce la historia de José Alfaro

imagen de perfil

Marcela Audelo

23/03/2021

José es un hombre de 29 años, es padre soltero y sufrió una amputación en ambos brazos mientras trabajaba.
 

Durante el desempeño de sus actividades en el área de mantenimiento de una empresa de giro industrial, específicamente, dedicada a la fabricación de hule, fue como José sufre una doble amputación de brazos. Mediante una entrevista, recuerda y nos narra el suceso de aquel fatídico día:

 

“Tenía que reparar una máquina llamada ‘calandria’, son puros rodillos, pero para poder repararla teníamos que limpiarla, teníamos que quitarle el hule que quedó como residuo. Mientras estaba jalando el hule para limpiarla y hacer la reparación correspondiente, los guantes de carnaza se quedaron pegados en el hule que aún estaba fresco y caliente. La misma fuerza me jaló hacia adelante y fue cuando los rodillos aplastaron mis manos”.

 

Sin duda alguna es una prueba muy dura la que la vida le ha puesto a José, pero no se da por vencido.

 

 “La vida es una lucha, y hay que luchar hasta el final”

 

Para José, el verse sin sus manos y la incomodidad que le provocaban algunas miradas al salir de casa le generó una gran inseguridad, pero relata que, sin duda alguna, el mayor obstáculo que atravesó fue haberse enfrentado a sí mismo:

 

“El problema más grande que tuve durante todo este proceso, fue el darme cuenta que ya no van a regresar mis manos y que tengo que buscar alternativas para salir adelante”.

 

Actualmente sigue trabajando en su autoestima y en superarse poco a poco con el paso de los días.

 

“Soy papá soltero y mi hijo es mi motor.
Él me motiva a levantarme cada día para ir a trabajar y ver por su bienestar”

 

Si bien la vida de José dio un giro inesperado, afortunadamente cuenta con el apoyo y respaldo de sus padres, lo que lo ha impulsado a no rendirse, pues hoy por hoy, tiene un trabajo que lo ayuda a ser autosuficiente; pero, sobre todo, a velar por el bienestar de su hijo, a quien describe como su mayor fortaleza, como el motivo más importante para salir adelante.

 

 

La transición después de la prótesis

 

“Uno de los cambios más significativos es experimentar la sensación de que alguien te tome en cuenta”

 

Con una amplia sonrisa y un brillo singular en sus ojos, José tiene presente aquel noviembre de 2018 cuando viajó a la ciudad de Culiacán para recibir su prótesis, un momento que jamás olvidará, pues aún recuerda con cariño el trato agradable y el calor fraternal que recibió de parte de todas las personas que conforman Fundación Markoptic, a los que hoy llama familia.

 

“He recibido más de lo que esperaba. Más allá de la prótesis, el recibir apoyo emocional de parte de todo el equipo me hizo sentir muy contento. No sé si creamos un lazo de amistad, pero para mí son una familia que se formó allá”.

 

Agradeciendo a todas las personas que hacen posible que Fundación Markoptic lleve a cabo su labor, fue como José finalizó la entrevista, no sin antes recordarnos que la solidaridad y las acciones desinteresadas no solo ayudan a quienes más lo necesitan, sino que sientan un precedente para las próximas generaciones; asimismo, hace énfasis en la lucha por la inclusión y se denomina como un miembro activo de esta iniciativa social:

 

“Estoy luchando por que la inclusión sea verdadera, que no sea ‘de dientes para afuera’. Las personas con discapacidad también tenemos conocimiento, sabemos pensar y buscamos la manera de sobrellevar cualquier situación”.

 

Únete a la causa realizando tu donativo único o mensual en www.fundacionmarkoptic.org.mx. Si deseas más información contáctanos al teléfono 800 509 1985, o al correo info@fundacionmarkoptic.org.mx

 

 

¡No olvides compartir!

También te pueden interesar...