EDITORIAL GALLBO

Lo que debes saber sobre el Seguro de Gastos Médicos Mayores

imagen de perfil

Marcela Audelo

29/09/2020

 

Desde siempre, el ser humano es propenso a sufrir accidentes de todo tipo y enfermedades complejas. Y como sabemos, si no cuentas con un respaldo económico, atender algunos de ellos puede ser muy costoso.

 

El seguro de salud o de gastos médicos mayores es una herramienta que busca ser un equilibrio y brindar un soporte financiero ante gastos imprevistos derivados de un padecimiento, una enfermedad o un accidente.

 

¿Qué cubre un Seguro de Gastos Médicos Mayores?

 

Las coberturas varían dependiendo de la compañía aseguradora, pero básicamente, un seguro de gastos médicos mayores cubre desde gastos de atención médica, hospitalización, medicamentos, intervenciones quirúrgicas, entre otros servicios.

 

¿Qué debo considerar antes de contratar una póliza de seguro de gastos médicos mayores?

 

Antes de contratar cualquier póliza debes tener claro cuál es la necesidad que quieres cubrir, si tienes la posibilidad económica de cubrir su costo y saber que todos los planes tienen “letras chiquitas” los cuales debes leer con mucha atención.

 

Según expertos, los seguros de gastos médicos mayores son un tanto complicados de entender para muchos usuarios y sin duda alguna, contratarlo, es una de las decisiones más importantes, financieramente hablando, que tomará la persona.

 

Una vez que hayas estudiado tus opciones y elijas una compañía aseguradora, solicita toda la información posible a un Agente de Seguros, ellos están para guiarte y asesorarte ante cualquier duda, pero si quieres adelantarte un poco, aquí te decimos de forma general lo que debes saber sobre los Seguros de Gastos Médicos Mayores.

 

Generalmente, los seguros de salud se presentan en dos modalidades:

 

  • Pago directo: este se emplea cuando el asegurado ha recibido autorización previa de la aseguradora para realizarse algún procedimiento ambulatorio, o bien, lleva más de 24 horas hospitalizado. El pago total lo cubre directamente la compañía aseguradora.

 

  • Reembolso: se utiliza para cubrir los gastos por tratamientos no hospitalarios como compra de medicamentos, consultas médicas, estudios de imagen (rayos x, resonancia o tomografía). El pago lo realiza el asegurado y envía los comprobantes a la compañía aseguradora a través de su Agente, para su revisión. La aseguradora devolverá al asegurado los gastos de acuerdo a las condiciones de su contrato.

 

¿Qué pasa si la aseguradora no cubre mi necesidad?

 

Todas las compañías aseguradoras cuentan con un apartado denominado Exclusiones, que son enfermedades, padecimientos o situaciones que no cubre ninguna póliza. Entre las más generales están:

 

  • Padecimientos o enfermedades preexistentes
  • Padecimientos o enfermedades congénitas
  • Periodo al descubierto
  • Cirugías estéticas con fines cosmetológicos
  • Accidentes o enfermedades ocasionados por toxicomanía

 

Además de tomar en cuenta todo lo anterior, debes saber que existe algo llamado Periodo de Espera, lo que significa que las compañías aseguradoras establecen un tiempo para que, cierto tipo de enfermedades, debido a su complejidad y frecuencia, puedan ser objeto de cobertura. Dependerá de cada compañía los lapsos estipulados y las enfermedades que cubrirá, pero estos periodos pueden ser de un mes hasta cuatro años.

 

Si después de conocer estos términos sigues teniendo dudas, Gallbo te ofrece el servicio de Auditoría, diseño y licitación de póliza, en el que un experto te orientará y guiará para que elijas correctamente la póliza de seguro que ayude a cubrir tus necesidades.

 

¡No olvides compartir!

También te pueden interesar...