EDITORIAL GALLBO

Cómo evitar el rechazo al cobrar mi Seguro de Gastos Médicos Mayores

imagen de perfil

Marcela Audelo

26/10/2020

 

Los accidentes están a la orden del día, y ni qué decir de algunas enfermedades que nos atacan cuando menos lo esperamos; en esos casos, contar con la cobertura de un Seguro de Gastos Médicos Mayores puede resultar un gran aliado para hacerle frente a estos imprevistos.
 


En artículos anteriores compartimos conceptos y términos generales que se deben tomar en cuenta antes de contratar este tipo de seguro, así como qué hacer en caso de que la aseguradora rechace un siniestro. En esta ocasión te daremos algunas recomendaciones que debes tener presente antes de hacer tu reclamación ante la compañía de seguros.

 

 

Pasos básicos para cobrar el Seguro de Gastos Médicos Mayores

 

  • Conoce las formas de indemnización de tu póliza

 

Generalmente, las compañías de seguros se manejan en dos modalidades: pago directo y reembolso.

 

Cuando se trata de pago directo, la aseguradora paga directamente al hospital, médicos o prestadores del servicio, el monto derivado de la atención que se te proporcionará. En los casos de pago por vía reembolso, todos los gastos corren por tu cuenta y posteriormente, a través de una solicitud de reembolso enviada a la aseguradora, esta restituirá gran parte de la cantidad erogada de acuerdo a los términos de la póliza que se contrató.

 

Como recomendación, procura siempre utilizar los servicios de la red de médicos y hospitales que contrataste en tu póliza.

 

  • Ten en cuenta que pagarás el deducible y el coaseguro



Definamos brevemente cada concepto:

 

El deducible es el monto fijo que tú te comprometes a pagar en caso de un siniestro; el coaseguro es el porcentaje establecido en la póliza, el cual se aplica al monto obtenido después de descontar el deducible del gasto total por tu atención.

 

Ejemplo: Supongamos que recibiste una atención médica cuyo monto total es de $80,000 y tu seguro tiene un deducible de $10,000 y un coaseguro del 10 %. Es decir, tú deberás cubrir el deducible ($10,000) y el coaseguro, en este caso 10 % de $70,000 ($7,000), dando un total de $17,000 que deberás pagar en caso de siniestro y la aseguradora cubrirá el resto ($63,000).

 

  • Presta especial atención a las exclusiones y periodos de espera

 

En el caso del Seguro de Gastos Médicos Mayores, se entiende como exclusiones a aquellos padecimientos preexistentes, es decir, aquellos que ya tenías antes de contratar tu póliza. Debes considerar que esta cláusula la tienen todas las aseguradoras, por lo que la honestidad y claridad serán claves para no caer en inconsistencias al momento de reclamar tu siniestro.

 

El periodo de espera es el tiempo estipulado que debe pasar, después de firmar el contrato, para que la póliza cubra ciertos riesgos. Dependiendo de cada aseguradora, pueden variar las condiciones de cobertura y el lapso que debe transcurrir para hacer efectivo tu seguro ante algún evento.

 

Antes de dar este paso, debemos recalcar lo esencial que es la participación del agente de seguros durante todo el proceso, pues este no solo brinda asesoría a sus clientes, sino que juega un papel importante como mediador entre el asegurado y la compañía de seguros. Del mismo modo, el asegurado tiene la obligación de conocer a la perfección la cobertura de la póliza que contrató, así como las exclusiones de la misma y debe contar con toda la documentación del caso posible, pues de eso dependerá para dictaminar si el desacuerdo es fundamentado o no.

 

  • Reúne y conserva toda la documentación necesaria

 

Cuando solicitas el reembolso a la aseguradora, deberás presentar cierta documentación que avale los gastos erogados durante el siniestro, como: facturas del hospital, comprobantes de honorarios médicos, estudios de laboratorio con su interpretación, diagnóstico, tratamiento, facturas de farmacias con recetas expedidas por el médico tratante, y que el tratamiento, así como el informe del médico concuerden con la información recabada.

 

Si después de cumplir con todo lo anterior, la aseguradora se niega a pagar el siniestro, acércate a nosotros; en Gallbo Global Insurance Claimers contamos con el servicio Reclamación de Siniestros, con el que te garantizamos certidumbre y seguridad durante la gestión ante la aseguradora, logrando una indemnización total asegurada.

 

 

¡No olvides compartir!

También te pueden interesar...